Revista especializada en delincuencia

Posts Tagged ‘Fernando Gimeno’

El trabalenguas del deporte escolar

In Delincuencia de menores, Prevención on abril 23, 2012 at 7:26 pm
César Ponce (Hoppes nº9)

En un 15% de acontecimientos deportivos en edad escolar se producen conductas agresivas. Se lucha desde focos aislados por revertir la situación pero sin poner en marcha todos los medios posibles. La presión que someten los padres a sus hijos es un factor a tener en cuenta en estas conductas.

<<Antes de retirarme al vestuario, un individuo se dirigió a mí en los siguientes términos: “Vaya espectáculo, mañana saldrá en el telediario de cuatro”. Otro de los miembros del banquillo: “Hijo de puta, te espero después”. Así como un tercero tras ser expulsado se me encaró, apretando el puño y teniendo que ser retirado del terreno de juego por sus compañeros>>. Se trata de un acta textual perteneciente a un partido de fútbol de la regional alicantina que podría formar parte del estudio foral elaborado por la diputación de Vizcaya junto a la Federación de Fútbol territorial, en el que se demuestra el auge de la agresividad en el deporte escolar a través del análisis de centenares de documentos arbitrales. El 40% de los encuestados apunta a la combatividad de los padres y madres de los jugadores como motivo principal de este resplandor de belicosidad. “Los jóvenes actuales no tienen un problema de rebeldía, tienen un escenario de aprendizaje en una sociedad extremadamente agresiva, compleja y competitiva que les sitúa al borde del colapso”, avanza al respecto Jordi Puig i Voltas (Maestro de Educación Física y experto en violencia deportiva a nivel escolar). Hay que educar primero a sus referentes para que ellos eduquen a sus hijos o alumnos.

Acta del partido mencionada en el reportaje conseguida por Hoppes nº9

Lee el resto de esta entrada »

El papel de la Educación Física

In Contextualización on abril 21, 2012 at 8:49 am

La asignatura de Educación Física habitualmente es el primer contacto de los jóvenes con el deporte. Más allá de un par de horas a la semana de esparcimiento, la materia sirve para motivar a los niños sobre los beneficios de la práctica del deporte, a través de sus diversas modalidades, y asimilando un cierto respeto inspirado en valores como el compañerismo, el esfuerzo o la tolerancia. Según Jordi Puig, Maestro de Educación Física, “hacen falta más horas dedicadas a la asignatura en los centros educativos”, para variar una certeza actual por la que “muchos currículum están saturados de contenidos lingüísticos, dejando muy poco espacio a otras materias consideradas durante muchos años importantes como la creatividad, la imaginación, el conocimiento del cuerpo, la experimentación o la necesidad de jugar”.

Dentro del clima actual de agresividad y violencia en el deporte, los educadores escolares deben erigirse como los primeros transmisores de normas éticas. De esta opinión es Fernando Gimeno (psicólogo deportivo) al apuntar que “el profesor de Educación Física debe de estar cualificado para entender el fenómeno de la deportividad y actuar en consecuencia, demostrando ser un profesional con formación universitaria y psicológica”. Para Puig el papel del educador también es importante en la medida que “la Educación Física debe contextualizarse en la generación de valores, en el cumplimiento de normas y en la promoción de comportamientos saludables,  de juego limpio y de responsabilidad social e individual, eliminando la agresividad y la violencia”.

Gimeno plantea un debate al respecto de las clases de Educación Física: “En ocasiones encontramos una gran distancia entre lo que se hace en los centros escolares (por ejemplo en secundaria) y el deporte”. Según el psicólogo “los jóvenes que compiten encuentran gran distancia entre su práctica habitual y sus clases de Educación Física”. Puig rebate este argumento asegurando que “no se puede igualar el deporte profesional al deporte educativo”. En su opinión “existen ejemplos clamorosos de generación de violencia en el deporte profesional que son copiados de forma radical en el deporte escolar e incluso se mezclan con aspectos políticos, sociales y culturales de nuestra sociedad”, por lo que “para evitar estos conatos hay que poner distancia entre ambas realidades, la escolar y la profesional”.

La Educación Física no debe enfocarse como la típica asignatura “María”, en la que el alumno puede relajarse y distraerse. Es la primera y a veces única opción de los jóvenes para adiestrarse en el deporte desde un punto de vista ético y respetuoso con las normas, por lo que hay que tomarla en consideración. Por ello se denomina Educación Física (y no Gimnasia); educar a través del físico, pero educar al fin y al cabo.