Revista especializada en delincuencia

Barrotes con olor a tabaco

In Contextualización on junio 20, 2012 at 8:44 am

“Allí la gente entraba tabaco o droga. Mi propio compañero de celda me invitó durante varios días”, declara con extrema naturalidad Iván Parrillas, nada sorprendido tras haber sido testigo de los escasos controles a los que se someten los detenidos en las comisarías. Se trata de una deficiencia funcionarial que se agrava en el caso de las cárceles, donde numerosos drogodependientes no se privan de su dosis habitual. “Es sobradamente conocido que dentro de las prisiones la droga corre como en la calle”, criticó recientemente La Asociación Pro Derechos  Humanos de Andalucía (Apdha), tras la muerte por sobredosis de un recluso en la cárcel de Córdoba. Datos manejados por la Asociación hablan de entre un 60% y un 80% de presos drogodependientes, por lo que califican la facilidad para acceder a sustancias estupefacientes en prisión como “un hecho muy grave”.

La entrada de drogas en las cárceles y tabaco en los calabozos se está convirtiendo en habitual

La crítica al sistema de prisiones es variada. Por un lado se denuncia el escaso control y por otro la desinformación. “Me introdujeron a una coqueta sala, una especie de recepción donde dos funcionarios me hicieron un pequeño registro” desvela Iván Parrillas, al que no le pareció un control nada exhaustivo al que le sometieron previamente a su paso por los calabozos. “Te quitan las cordoneras para evitar suicidios, buscan tabaco, droga o armas”, concluye. Se trata de procedimientos automáticos, que en las cárceles no evitan la entrada de sustancias estupefacientes, puesto que según ACAIP (Agrupación de los Cuerpos de Actuación de Instituciones Penitenciarias) “son lugares muy masificados donde hay muchos permisos y continuas visitas de familiares o asociaciones que hacen imposible un seguimiento o registro de todas las personas que acuden diariamente a prisión”. Unas veces se culpa a los familiares, otras a los funcionarios, o incluso se han llegado a dar indemnizaciones a personas relacionadas con un interno fallecido por sobredosis. Desde 2000 a 2008 murieron 1.575 personas en cárceles españolas, más de la mitad por causas no naturales, estima Apdha, que critica la falta de datos facilitados desde 2008, en una maniobra de desinformación que imposibilita determinar el incremento de las cifras.

“Los que más conseguían colar algún paquete de tabaco en los testículos, metido dentro del calzoncillo. Pero otra mucha gente tenía diacepanes o drogas para dormir”, asegura Parrillas. “El policía entraba cada hora y media o dos horas y olía a tabaco, preguntaba, amenazaba de forma violenta, pero no llegaba a actuar”, amplía. Posiblemente se trate de uno de los principales problemas en las cárceles, pero antes de solucionarlo en prisión, habría que actuar en calabozos.

Anuncios
  1. […] Barrotes con olor a tabaco  Share this:TwitterFacebookMe gusta:Me gustaBe the first to like this. ▶ Sin Respuestas /* 0) { jQuery('#comments').show('', change_location()); jQuery('#showcomments a .closed').css('display', 'none'); jQuery('#showcomments a .open').css('display', 'inline'); return true; } else { jQuery('#comments').hide(''); jQuery('#showcomments a .closed').css('display', 'inline'); jQuery('#showcomments a .open').css('display', 'none'); return false; } } jQuery('#showcomments a').click(function(){ if(jQuery('#comments').css('display') == 'none') { self.location.href = '#comments'; check_location(); } else { check_location('hide'); } }); function change_location() { self.location.href = '#comments'; } }); /* ]]> */ […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: