Revista especializada en delincuencia

Posts Tagged ‘Francina Alsina’

Cartas desde el subconsciente

In Investigación on junio 25, 2012 at 8:48 am
ESTEBAN ORDÓÑEZ/ HOPPES Nº9

·Los criminales dejan una huella psicológica en la escena donde todo comunica.
·La grafología constituye una potente herramienta de investigación en la perfilación de los delincuentes.

“En un crimen todo comunica”, asegura el policía y presidente de la Sociedad Española de Investigación de Perfiles Criminológicos (SEIPC), Juan Francisco Alcaraz. Si apuñala a navaja o con un objeto improvisado; si usa pistola, si dispara a quemarropa, si a la nuca o al estómago. A veces, aparece un escrito que abre cerrojos en la mente del asesino, una biopsia de palabras que acota el cerco.

Los delincuentes seriales actúan como arquitectos del crimen. Desde el principio, su diseño susurra a los investigadores. “En el lugar del crimen puedes determinar si se trata de una escena pura o simulada. Nos preguntamos si la acción sobre el terreno pretende encubrir el crimen o si, por el contrario, presenta elementos sin los cuales no se podría cumplir una fantasía”, señala Alcaraz. En este caso, el objetivo dista de la simple comisión del delito, y la posible existencia de mensajes escritos corrobora la sospecha. “Los valoramos al detalle, vamos más allá del contenido. Que esté escrito en la pared, en un papel, detrás de un cuadro, con azúcar, con el dedo, nos dirá qué personalidad buscamos”, matiza el presidente de SEIPC.

Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

El milagro de la grafoterapia

In Contextualización on junio 25, 2012 at 7:53 am
ESTEBAN ORDÓÑEZ/ HOPPES Nº9

La grafoterapia consiste en la creencia de que la reeducación de la escritura, la modificación de ciertos símbolos, da distintas órdenes al cerebro con el fin de modificar el temperamento o las tendencias negativas de la personalidad. Algunos sectores de la ciencia grafológica postulan que la variación de las grafías puede, incluso, curar ciertas enfermedades psicológicas y físicas.

El grafoterapeuta chileno Claudio Silva llegó a asegurar que la escritura hace retroceder el cáncer: “Enseñamos a los niños a enojarse con su cáncer, a expulsarlo. En los que hemos enseñado a dibujar su tumor, a destruirlo, a no aceptarlo, sus defensas se han disparado”. En una nota publicitaria asegura que ha curado bulimia, anorexia, que ha mejorado el estado de enfermos de cáncer y que ha detectado tumores minúsculos.
Sin embargo, no existe base científica. La grafopsicóloga encargada de la Agencia Pericial sobre Documentos, Francina Alsina confiesa que no puede aceptar estos planteamientos: “Que digan que cura enfermedades es una cosa muy osada, ciertas afirmaciones me ponen los pelos de punta”. En este punto coincide el presidente de la Asociación Grafopsicológica de España, Juan Luis Allende: “Es cierto que la escritura varía según variaciones neurológicas y psicológicas, pero esto no significa que suceda al revés”, sentencia.
Alsina afirma que, en todo caso, la escritura se puede utilizar como un apoyo, como una motivación complementaria a un trabajo mental. Que una persona, al firmar, apriete el bolígrafo y rubrique con mucha presión encima de su nombre es un signo de falta de autoestima, de quererse borrar. Alsina recuerda que en estos casos hace consciente al cliente de la situación: “Le aconsejo que procure firmar de otra manera, que lo practique simplemente como una forma de incidir en la necesidad de valorarse”, matiza.